Innovaciones de Eco ice

AKM50

AKM 50

AKM 50

El refrigerador AKM 50 es nuevo desarrollo de nuestro AKM 25 a una capacidad de refrigeración de 50 kW con el mismo nivel de temperatura. Un primer prototipo se está probando en nuestras instalaciones desde abril de 2016.

Congelación con cascada de CO2

Una solución para la congelación especialmente eficiente, económica y respetuosa con el medio ambiente, consiste en un refrigerador por compresión de CO2, alimentado eléctricamente, que está acoplado en cascada gracias al medio refrigerante del refrigerador por absorción, o por medio del depósito de calor. Con ayuda de la cascada se pueden alcanzar niveles de temperatura de congelación cercanos a los -30 °C, que son necesarios, por ejemplo, para la congelación en empresas de panadería, carnicería y almacenes de distribución.

Sistemas pequeños de refrigeración por compresión como producción complementaria de frío

Hemos desarrollado, específicamente para la cobertura de picos de carga, un pequeño sistema de refrigeración (KKA) que trabaja de manera muy efectiva y respetuosa con el medio ambiente como refrigerador por compresión de amoníaco que complementa a la máquina de refrigeración por absorción cuando ocurren picos de demanda. Utilizando el KKA se puede, por ejemplo, seguir cubriendo sin interrupción la demanda de refrigeración en los fines de semana, durante las inspecciones y reparaciones en el sistema de cogeneración o a causa de un depósito de frío agotado. El refrigerador por compresor es accionado por un motor eléctrico de 10 kW. Está conectado con la carcasa del refrigerador por absorción o integrado en el mismo.

Bomba de calor de expansión

Un módulo especial de bomba de calor puede dar apoyo a nuestro refrigerador, mientras aprovecha en cascada el calor residual de baja temperatura del circuito de refrigeración en seco, para producir calor o agua caliente hasta 80 °C. Aquí, el agua de retorno de enfriamiento del refrigerador de hasta 30 °C se utiliza como fuente de entrada. Este rango de temperatura – y de ahí la elevación de temperatura relativamente pequeña – permite que la bomba de calor trabaje con una eficiencia muy alta, es decir, que se alcanza un coeficiente de rendimiento de la refrigeración muy adecuado (Coefficient of performance, COP).